Creciendo conforme la Nueva Naturaleza

Hemos sido hechos partícipes de la naturaleza de Dios por medio del conocimiento de Cristo Jesús. Esto debe tener como consecuencia el crecimiento espiritual. No obstante, nosotros decidimos si nos conformamos con solo ser salvos o si hacemos de nuestra fe una activa y vivencial añadiendo a la misma las virtudes que Pedro nos comparte en la epístola.